Con el calor, es peligroso que tus plantas naturales al no tener el riego que necesita pueda llegar a tener problemas y se sequen tanto que terminen muriendo. Pero quizá, no es este tu caso sino que, en tu caso en vez de tener plantas naturales lo que tienes es plantas artificiales.

Pues bien, lee atentamente porque no porque tengas plantas artificiales tienes que tener menos cuidado con el Sol. De eso nada. Si expones tus plantas artificiales al Sol, es cierto que no podrán morir porque estas plantas están hechas con material y no tiene ningún tipo de tejido vivo, pero si le da demasiada luz de Sol directa a tus plantas, cabe la posibilidad de que el color que tenía anteriormente pueda perderse. Se puede perder tanto que dejará de parecerte una flor artificial realista hasta que en cambio de parezca una flor artificial de juguete.

Si utilizamos las plantas artificiales es porque nos resulta más cómodo para decorar sin tener que desarrollar ningún tipo de esfuerzo detrás o a posteriori. Así que, ya sabes.

Tienes que estar atento de que el Sol no le de directamente a tus plantas artificiales. Por ello, te aconsejo que si compras entonces plantas artificiales lo que puedes llegar a hacer es meterlas dentro de tu casa. Después de todo estas plantas no necesitan Sol para vivir y quedan mucho mejor dentro.

No todas las plantas son interiores por lo que, hasta es posible que algo así pueda llegar a ser toda una ventaja para tu decorado. Eso y que además, si tienes plantas artificiales no tienes por qué preocuparte de ningún tipo de plagas, o telarañas. A no ser, por supuesto que no limpies el polvo de las plantas artificiales que puedas llegar a tener. Después de todo es lo único que tienes que hacer con ellas.